Pako Coleta

Paco coletas002
Nadie es perfecto, pero tú no lo pretendías, solo querías ser. Pero ser intensamente.
Detestabas lo banal y cerrabas las puertas a las conversaciones insulsas, provocando el desconcierto en quien te atacaba con palabras vacías. A gusto contigo mismo, concentrado en la lectura, siempre estabas dispuesto a escuchar una historia interesante, una opinión y a compartir la tuya con quien fuera capaz de escuchar. Ponías toda tu atención en ello, y dejabas que el tiempo casi se detuviera.
Respetuoso pero no disfrazabas tu disfrute con la provocación a los intolerantes.
Sencillo y excesivo al mismo tiempo, reunías la excelencia del genio o el sabio, con la inmensa soledad de aquel a quien el mundo se le ha quedado pequeño, y la acidez de Sabina con la dulzura de Serrat.
Cercano y lejano por momentos, ser tu amigo, como debe de ser, era algo que decidías tú. Abierto a ello y al mismo tiempo cerrado, pues exigías una autenticidad que los demás no siempre somos capaces de mantener, pero que cuando lográbamos podíamos disfrutar de tu calidez.
Niño, muchas veces niño, provocabas una fascinación en ellos comparable a la de los Reyes Magos, pero mucho más próximo.
En definitiva, con todas las luces y las sombras de las personas que realmente merece la pena conocer.
El cielo no existe, como tú muy bien sabías, pero seguirás vivo en la mente de las cientos de personas que te apreciábamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s